martes, julio 25, 2006

Giros


Es increíble como la vida te puede cambiar de un momento a otro, solo hace falta una chispa, una palabra, un gesto, ese “algo” que gatilla en uno y hace que se produzca el cambio. Pero a la vez no es tan así, ya que se puede dar todo para producir el cambio pero si no nos atrevemos a realizarlo vamos a mantenernos siempre en la misma ruleta. En mi caso…se me dio la oportunidad y me atreví a tomarla… deje el temor a un lado me lance a la aventura de vivir, de experimentar sensaciones, emociones, momentos…sin pensar en la consecuencia de estos, solo disfrutar las cosas buenas o malas que vinieran, me atreví a darme el tiempo de conocerme, de disfrutar descubriendo mis cosas buenas y malas, mis sueños, mis sentimientos que estaban ocultos… y me di cuenta de que a veces uno le da más importancia a los pensamientos de los demás que a los propios, a los sentimientos de los demás que a los que están quemando en tu interior, todo por sentirnos aceptados, por sentirnos parte del entorno, y no nos damos cuenta de que estamos dejando a un lado lo más valioso y hermoso que puede existir: el ser uno mismo.
Uno si está bien consigo mismo no necesita de nadie más para ser feliz, es cierto que con las otras personas puedes serlo aun más, pero en la soledad de tu silencio también se puede encontrar la felicidad… todo está en nuestro interior.
Ahora mi concepto de inteligencia ha cambiado notoriamente, ya no es solo adquirir conocimientos o la capacidad para solucionar problemas, sino qué tan capaces somos de ser felices. De que sirve saber tantas cosas si no te sirven para ser feliz? Cuando según tu solucionaste un problema, lograste la felicidad? Para mi una persona inteligente es aquella que logra ser feliz a pesar de todas las cosas que le puedan estar pasando, de todos los problemas que la puedan estar rodeando, que vive el momento presente, ese momento único, irrepetible, valiosísimo…
“vive el presente, pensando en el futuro, y solo recordando el pasado, ya que es lo único que tenemos de el... recuerdos”

2 comentarios:

Rodrigo dijo...

Felicidad...creo que ya he tocado ese tema antes en mi blog, pero siempre es bueno tomarlo otra vez. Que es la felicidad? estar contento de todo lo quye me pasa?, actuar maniacamente sin sentir otro sentimiento que alegria?...tal vez la palabra felicidad es un poco efímera, y no describe la profundidad del ser humano. Tengo la impresión que felicidad hace alusión masa momentos que a un estado, y que es función de logros, de conseguir cosas, pero... ¿es eso felicidad?. Podriamos hablar de equilibrio, pero el equilibrio tiende a ser tensionante, como dos fuerzas que estan en constante batalla por ganar, me parece que tampoco es algo "feliz" por darle una palabra. Me gusta mas la palabra armonía, en que diferentes partes se juntan para configurar un todo, que es totalmente distinto de las partes que lo configuran, sentirse integrado a todo lo que te rodea, como parte de ello. Tal vez la mayor irrigación de sangre q reciben nuestros lobulos frontales hace q percibamos que estamos separados del resto, pero si lograsemos enfocarnos en nuestras partes mas profundas, podriamos despersonalizarnos y vivir la experiencia unica de no existir...

Katty dijo...

Para mi felicidad no es andar contenta todo el dia ni con la sorrisa dibujada en la cara, ni seguir feliz cuando te pasan cosas malas. Para lograr la felicidad (o tb puede ser armonia, comparto tu pensamiento)hay que rescatar las cosas buenas de todos los acontecimientos q nos pasen, y no dejarnos caer en la "depre" o "colapso nervioso". Estar triste tampoco es malo, pero ahora no concibo pensar en estar achacada todo un dia, o estar metale cuestionando todas las cosas... un dia es demasiado corto como para eso